Playa Cala Falcó

Playa Cala Falcó

La preciosa playa de Cala Falcó, situada en el suroeste de Mallorca, concretamente en el sur de Magaluf, es una de esas playas pequeñas que desprenden un encanto especial.
Rodeado de rocas naturales y pinos, esta calmada playa de aguas cristalinas es una de las más bonitas de toda la isla y gracias a su reducido tamaño, las grandes multitudes no son habituales.
Debido a su situación, podemos disfrutar de la cálida brisa del mar sin sentir el molesto viento revolviendo la arena.

Aunque el viento no es un impedimento, cuando el calor apreta podemos recurrir a tomarnos una copa o un buen refresco en el pequeño bar del que dispone esta playa o alquilar hamacas y sombrillas.

Y una de las cosas más increíbles de esta playa es el poder explorar los restos de un viejo barco que se hundió a unos metros de la orilla, no muy hondo hacía la bahía. Si contamos con la suerte de tener una cámara sumergible no tenemos que olvidarla. Es más, personalmente vale la pena hacerse expresamente con una cámara de video tal como la GoPro (sobretodo ahora que ha salido la GoPro3) y grabar nuestra pequeña aventura subacuática en calidad 1080p. No son los restos del Titanic, pero explorar un barco hundido es siempre fascinante ¿no?


Aunque preciosa, esta playa no es fácil de encontrar y el coche se hace una herramienta imprescindible en nuestro viaje.
Deberemos tomar la carretera hacia Cala Figuera/Cala Falcó, pasando por Cala Vinyes. LLegaremos hasta una carretera en una única dirección hacia Cap de Figuera y, después, deberemos girar a la derecha y mantener los ojos bien abiertos hasta encontrar una señal que que indique donde está la playa con una pequeña flecha que nos dirige a la izquierda pero ¡ojo! la playa es hacia la derecha.
El aparcamiento es gratuito y podremos acceder a la playa por medio de unas escaleras (por cierto, bastante empinadas).

Deja un comentario